Tatuajes

Tatuajes

Después de una larga charla, plasmo la imagen de la idea que tiene el cliente en la mente. Cada uno de los diseños son la imagen más cercana que, posteriormente, los clientes tendrán en su piel. De este modo se le facilita al tatuador el diseño, aplicando este ligeros cambios para adaptar la aplicación de la tinta al tamaño y zona del cuerpo deseado.

Los diseños son únicos y personalizados, para poder reflejar los sentimientos que el cliente vuelca en su futuro tatuaje.